«

»

Oct 18

Sobre la odontología deportiva

La complejidad de los problemas que se desarrollan en la dentadura y en la boca es muy alta. La salud bucodental es importante más allá de la propia zona en la que se centra, ya que puede llegar a afectar a lesiones musculares en el resto del cuerpo.

En este marco, la odontología deportiva está cada vez cobrando más protagonismo y volviéndose más importante. Llevar a cabo un meticuloso cuidado de la boca puede evitar contratiempos en otras partes de nuestro organismo. El estómago, el corazón, el hígado o todo el sistema óseo incluso pueden llegar a quedar afectados por una alteración o infección bucal.

Son esas infecciones bucodentales un foco de males que pueden evitarse. Y es que las bacterias de la boca que se manifiestan en esas infecciones se filtran a la sangre y pueden acabar derivando en problemas respiratorios, articulares, musculares o cardiovasculares.

Es por ello que los deportistas cada vez soliciten mejor atención en los contratiempos que puedan surgir en la boca. La odontología deportiva se ocupa de mantener al deportista en un estado óptimo para la práctica de la actividad física. En otros tiempos, los deportistas acudían a revisiones médicas para comprobar que distintas zonas de su cuerpo estaban correctamente; en nuestros días, la revisión bucal y la intervención rápida sobre cualquier problema en la dentadura son algo casi obligado para los atletas y deportistas, más aún si estos pertenecen al ámbito profesional.

Son días en los que todos los detalles cuentan para poder tener una correcta puesta a punto y un buen entrenamiento de cara a competir, por lo que la salud bucal -y por consiguiente, física- es primordial para tener un rendimiento físico perfecto. Las más de 500 bacterias que viven en la boca son una obsesión para cualquier dentista, también para los odontólogos especializados en la atención a deportistas.