Sep 12

La dentición humana

En nuestra boca adulta contamos con 32 dientes, y son los que nos ayudan día a día en los procesos de masticación, ya que en la boca es donde realizamos la primera fase de la digestión.

Los dientes además, son la estructura más fuerte de nuestro cuerpo, superando en resistencia y en duración incluso a la de nuestros huesos. Por eso si lo pensamos, en los restos arqueológicos lo que se conserva mejor es la dentadura, o en los incendios es muy común para poder identificar cadáveres examinar la dentadura y buscar si hubiera su ficha dental para reconocer a la víctima. Sin duda, los dientes son un órgano imprescindible para nosotros, y la pérdida de los mismos puede suponer también la pérdida de alguna función, por ejemplo de masticación de algún tipo de alimento, fallo en el lenguaje.

En el momento en que nacemos, nuestra boca se encuentra desprovista de diente alguno, es a partir de los 6 meses cuando comienza su aparición. Pero esta dentadura no será la definitiva, sino que la denominamos como dentición temporal, los dientes de leche o como se refieren a ella los odontólogos, dentición decidua. Esta dentadura inicial con la que contamos está compuesta por 20 dientes y es a partir de los 6 o 7 años, cuando comienzan a caerse los dientes de leche y comienzan a aparecer los dientes definitivos, la dentición permanente.

Nuestra dentición permanente, de la que normalmente a partir de los 12 años tenemos casi al completo si no contamos con las muelas del juicio. Estas muelas pueden llegar a erupcionar desde la adolescencia hasta los 25 años, pero no siempre llegan a salir.

La situación de los dientes en nuestra cavidad bucal es simétrica, primero tenemos los incisivos, 8 en total, 2 en la arcada superior y dos en la inferior. Luego contamos con 4 caninos, otros 4 premolares y en la parte más posterior 12 molares. Y si quieres que abrir la boca puedes llamar a cerrajeros caceres .

Ago 31

Salud dental y salud en general, una relación muy estrecha

Es una de las partes que olvidamos con mayor facilidad, pero lo cierto es que mantener una correcta higiene de nuestra boca es fundamental. Y lo es porque hay una relación mucho más estrecha de los que se cree entre salud bucal y salud en general.

En primer lugar, la higiene oral es esencial porque la boca es la puerta de entrada al organismo de todo tipo de patógenos que pueden ser altamente perjudiciales. Hay una serie de bacterias que pueden colonizar los dientes y las encías y, aunque se pueden mantener bajo control con un correcto cepillado, si no se cuida este aspecto pueden causar infecciones muy serias.

Pero además, la salud de nuestra boca puede afectar a nuestro organismo de manera muy grave. Por ejemplo, hay estudios que han encontrado una relación directa entre las enfermedades en las encías otras relacionadas con el corazón.

En la boca, además, se pueden asentar bacterias que luego provoquen afecciones pulmonares, y las mujeres embarazadas con enfermedades en las encías tienen mayor riesgo de partos prematuros o de dar a luz bebés con bajo peso.

Pero, al igual que una mala salud dental repercute en el organismo, hay otras enfermedades que obligan a extremar el cuidado de dientes y encías, por ejemplo, la diabetes. Por otra parte, el embarazo, el tabaquismo o ciertos medicamentos pueden aumentar el riesgo de sufrir caries o debilitamiento dental.

La salud oral, por lo tanto es cuestión importante y también asignatura pendiente. No se trata solo de un buen cepillado, sino que debe realizarse tres veces al día. También hay que prestar atención a la lengua, en la que se acumulan todo tipo de bacterias. Y, además de todo ello, conviene modificar ciertos hábitos, olvidarse del tabaco y el alcohol y reducir la ingesta de azúcares, son aspectos imprescindibles para cuidar de nuestra boca como se merece.

Ago 26

Adultos mayores: correcto cuidado bucal

Si te sorprende ver a personas de la tercera edad con toda su dentadura en perfecto estado, sin tener algún tipo de prótesis, es porque esto es altamente posible, ya que con el cuidado que le das a tus dientes en tu hogar, las visitas que realizas al odontólogo periódicamente y las atenciones que este te indique, cumplidas al pie de la letra, harán que goces de tus dientes para toda la vida, ya que podemos gozar de nuestra dentadura por todos los años de nuestra vida si los cuidamos adecuadamente.

Si es una persona mayor debe conocer algunas cosas que lo harán tener una mejora en su salud bucal y por ende en su salud en general por supuesto, existen casos en los cuales es necesario explicar que incluso teniendo una salud bucal excepcional se ha tenido que recurrir a las prótesis dentales, estos son los casos en los cuales los cerrajeros 24h gandia por su avanzada edad consumen algún tipo de medicamento, cuyo efecto secundario radica en el aflojamiento de las piezas dentales, ocasionando la pérdida de las mismas.

Esto es algo sumamente normal acarreado por la edad y los problemas que esta conlleva, pero afortunadamente el odontólogo puede ayudarte a afrontar este tipo de problemas de la mejor manera posible.

Normalmente en las personas de la tercera edad el problema radica en sus visitas al odontólogo, por lo que los problemas de caries son más propensos a ocurrir en personas de este tipo de edades, es por ello que la recomendación por excelencia de todo odontólogo es cepillarse por lo menos 2 veces al día y usar un enjuague bucal, de preferencia que contenga flúor, el hilo dental no puede faltar indudablemente al igual que las visitas al doctor.

Debido a la edad la sensibilidad aumenta, ocasionando que se desprotejan zonas del esmalte encontrado en nuestras encimas produciendo dolores al momento del consumo de alimentos o bebidas frías o calientes.

Algunos medicamentos pueden producir además de una alta sensibilidad en las encías, sequedad bucal, a la larga esto puede también ocasionar un daño a su paladar, por lo que el dentista le recomendará una serie de tratamientos para esa resequedad.

Debe tener en cuenta que ciertas enfermedades también pueden afectar la salud de su boca, por lo tanto es recomendable informar al médico si padece de alguna enfermedad como la diabetes o deficiencia cardíaca por ejemplo, y además si es o fue consumidor de tabaco también es una información importante para la aplicación de un tratamiento.

Ago 21

Problemas dentales a lo largo del embarazo

Se han establecido estudios en los que se revela que el sufrir de periodontitis puede producir un parto prematuro, por ende es recomendable poseer una salud en tu estado de embarazo que albergue todo tu sistema orgánico, pues la salud en general también abarca en gran parte a la salud bucal, y más en términos de embarazo en los cuales el cuerpo de la mujer produce ciertos cambios que pueden llegar a ser un problema a la hora de estar en estado, es por ello que te recomendamos poner mucho énfasis en cuidarte de los siguientes problemas si se encuentra en estado de embarazo.

Se establece científicamente que los cambios producidos en su cuerpo al momento de estar en estado de embarazo, pueden afectar de gran manera a sus encías y dientes. Dado el aumento de sus hormonas, el aumento en la circulación de su sangre y el aumento de ácido en su boca, hacen más propenso que la mujer embarazada padezca de alguno de estos problemas en su estado:

Gingivitis: denominamos así al enrojecimiento e inflamación de las encías, normalmente producida por una mala higiene bucal y el acumulamiento de placa bacteriana. Lo más peligroso de estos casos es que si no se le dan los cuidados adecuados y el tratamiento o limpieza adecuada, puede producirse una Periodontitis, que causaría un desprendimiento de las piezas dentales, algo grave para estos casos.

Dientes flojos; dado el alto nivel hormonal, en este caso de la progesterona y el estrógeno, es muy común que se produzca un efecto en los tejidos y huesos encargados de mantener a los dientes en su posición, ocasionando que tu dientes se aflojen.

Tumores dentales; alejados del tema del cáncer, estos se producen en tus encías, y son bultos que se originan en tus encías inflamadas, esto puede ser ocasionado por la gingivitis al igual que la periodontitis y normalmente causan mucho sangrado, por lo que al cepillarte será bastante notorio darse cuenta de este problema.

Las caries son los problemas más comunes y por supuesto en el embarazo pueden producirse de gran manera, ya que la mujer tiende a comer en grandes cantidades, producto de su estado, por lo que si no se establece una buena higiene bucal este problema aparecerá.

Ago 14

Las dolencias más comunes en los dientes

Si crees que las enfermedades que se producen en tu boca solo te acarrean problemas en la misma boca estás muy equivocado, pues estas enfermedades pueden producir impactos en varias partes de nuestro organismo, es por ello que se hace énfasis en una excelente higiene bucal, que te ayude a cercenar por completo algún tipo de problemas dentro de tu organismo.

Empezando por cuestiones de estética, es de suma importancia para la gente contar con una sonrisa saludable y blanca, pues esto manifiesta una presencia agradable por parte del individuo, es por ello que al descuidar tu higiene bucal, lo más probable es que se originen infecciones en esa parte de tu organismo, las cuales pueden ser sumamente desagradables y algunas hasta incluso causarte graves daños.

Estas son algunas de esas enfermedades o infecciones más comunes, originadas en nuestra boca.

Caries: la infección más común y se dice que casi el 100 % de la población mundial a sufrido por lo menos una vez de este tipo de problema, es un tipo de quebrantamiento o grieta que se presenta en nuestros dientes, producto de los ácidos emitidos por los alimentos en descomposición.

Esto problema se agrava al no atenderse a tiempo, pues la infección puede aumentar llegando incluso al nervio, causando dolores insoportables e incluso produciendo la pérdida del diente infectado. Su origen se manifiesta normalmente por una mala higiene bucal y por el consumo de alimentos azucarados. Lo mejor en estos casos es llamar a cerrajeros castellon y cerrar la boca con un candado.

Gingivitis: al igual que con la caries, este problema es generado por una mala limpieza bucal, pero a diferencia del anterior problema este no ataca al diente en particular, sino a las encías, produciendo una inflamación en las mismas, debido a la acumulación de bacterias, en este caso denominada placa bacteriana, o por el sarro.

Periodontitis: este problema se manifiesta en los casos en los cuales a gingivitis no es tratada a tiempo, por lo que se produce la pérdida del hueso que rodea al diente, causando que se desprendan los dientes.

Cáncer bucal: de nuevo un problema que pude ser originado por una mala higiene en tu boca, pues si posees alguna ulceración o inflamación o si en tu boca se producen llagas que duren por un tiempo bastante prolongado, debido a la acumulación de bacterias, puede producirse este tipo de problemas, otros factores influyentes son, el tabaquismo, el alcoholismo o la exposición severa al sol.

Ago 06

Estos son los problemas que suelen tener los niños en sus dientes

Los problema bucales, son sumamente comunes, tanto para los adultos como para nuestros niños, pues en estos últimos se debe impartir una buena educación higiénica, en el ámbito de la salud bucal, ya que el motivo principal por el que se originan los problemas manifestados a continuación es el mal uso del cepillo dental y una mala limpieza del interior de nuestra boca.

Según expertos odontólogos- pediatras, en este caso referente a los niños, son tres principales problemas los que atañen a la salud bucal de nuestros pequeños, estableciendo el primero como:

Mal oclusión: esto es referente al cierre o separación de los dientes, este es un problema que debe diagnosticarse rápidamente ya que tiende a empeorar con el paso de los años, imposibilitando al niño incluso a poder masticar sus comidas, es decir que este problema puede ser el desencadenante de unos problemas mayores a la hora de hablar de la salud bucal, pues en este caso no hablamos de un problema de higiene como tal, sino un problema anatómico y por consiguiente uno que puede ser de alta gravedad si no se detecta a tiempo. Sin embargo este problema es detectado en la mayoría de los casos incluso a temprana edad, por ende su solución es posible.

Caries: posiblemente el problema más común en relación a la salud bucal, pues no solo los niños son víctimas de este tipo de problemas, también muchísimos adultos alrededor del mundo sufren de caries, pero en este caso manifestaremos el problema de las caries “biberón” pues son aquellas que aparecen en tempranas edades y si son tratadas de mala manera o mal cuidadas en este caso, pueden acarrear dolores muy fuertes al niño y se pueden incluso deteriorar sus dientes, llegando en un punto más extremo a dañar hasta sus encías, el punto a favor en estos casos es que estos dientes son los temporales, pero de igual forma su cuidado debe ser bueno por el bien de los niños y para que estos no sufran.

Traumatismos dentales: se origina a edades tempranas, hablamos en este caso del año o de los 2 años en adelante, cuando los pequeños empiezan a caminar, y en edades un poco más avanzadas a estas, cuando comienzan sus prácticas recreacionales o de algún deporte por ejemplo. En estos casos ellos están propensos a recibir algún tipo de golpes en su boca, posterior a ello lo que más se recomienda es la visita a su doctor de confianza (odontólogo), ya que muchos factores pueden verse afectados, como los frenillos o la mucosa, esto en caso de que el niño haya presentado heridas por supuesto.

Para la prevención de este último problema es recomendable para los padres proteger a sus hijos con mecanismos de protección bucal al momento de realizar este tipo de actividades, normalmente para los que practiquen algún deporte.

Jul 24

La importancia de elegir un buen cepillo de dientes

Vamos al súper, miramos la estantería de los cepillos de dientes y lo elegimos en base a dos únicos aspectos: la dureza y, como mucho, el color. Un gran error, porque cada boca necesita un cepillo y una buena limpieza dependerá del que elijamos.

Vamos con uno de los aspectos que ya hemos señalado: la dureza. Los expertos recomiendan una dureza media. Si el cepillo es demasiado duro se pueden lastimar las encías y los blandos solo son recomendables para encías muy sensibles.

En cuanto al tamaño, debe ser el adecuado, ni muy grande ni muy pequeño. Si hay que elegir, mejor pequeño, para llegar con más facilidad a todos los rincones de la boca. Los niños, por supuesto, deben usar cepillos infantiles.

También hay que tener en cuenta circunstancias especiales. Es decir, en el mercado se pueden encontrar cepillos específicos para personas que se han sometido a algún tipo de cirugía bucal. Hay, además, cepillos para encías sensibles, para personas que llevan ortodoncia, etc. También conviene elegir uno que sirva también para la limpieza de la lengua.

Es aconsejable, por otra parte, que tenga un mando antideslizante y, a ser posible, ergonómico, para facilitar el movimiento por el interior de la cavidad bucal.

En cuanto a cepillo eléctrico o manual, es cuestión de gustos, siempre que se haga un cepillado preciso y con tiempo suficiente. En teoría, el cepillo eléctrico en más preciso, perfecto para niños o personas con algún problema de movilidad en las manos. Si no hay tal problema, un cepillo manual utilizado correctamente es perfectamente válido.

En lo que hay que tener cuidado es en cambiar de cepillo cuando muestre síntomas de desgaste o, como mucho, a los tres meses de uso. Un cepillo muy desgastado lo único que puede hacer es perjudicar el tejido de las encías.

Y, si el cepillado se acompaña con hilo dental, cera o cepillos interdentales, la limpieza será mucho más exhaustiva y eficaz.

Jul 16

¿Por qué es tan importante tener una buena mordida?

Tener una boca perfecta no es una cuestión de estética, es una cuestión de salud. Estamos acostumbrados a ver a niños, y a cada vez más adultos, con aparatos dentales, especialmente bracktes. Tal vez algunos los lleven solo para mejorar su imagen, pero lo cierto es que con ello benefician también a su salud.

Tener una mala mordida, una maloclusión, no es nada extraño. Si los maxilares superior e inferior no encajan bien, si los dientes están mal alineados o si hay una deformidad mandibular, la funcionalidad de la dentadura se verá afectada, y con ello también el buen estado de los huesos de la mandíbula.

Una maloclusión defectuosa se puede deber a que haya una diferencia de tamaño entre la mandíbula superior y la inferior o entre el tamaño de la arcada y los dientes (en este caso lo que ocurre es que los dientes se apiñan). El uso del chupete, la costumbre infantil de chuparse el pulgar, la pérdida de piezas dentales o incluso una lesión en la mandíbula pueden hacer que la mordida no sea la correcta.

¿Es importante corregir estos defectos? Sin duda, y cuanto antes, mejor. Y lo es porque una mala oclusión hace que el proceso de masticado no sea el adecuado, lo que se traduce en problemas digestivos e incluso mandibulares.

Pero, además, una dentadura apiñada será mucho más difícil de limpiar correctamente y unos dientes que chocan pueden hacer que la persona los rechine sin querer, como hacen, por desgracia cerrajeros 24h Cordoba y los desgaste a veces de manera considerable. Por otra parte, hay problemas respiratorios que también pueden desencadenarse por una mala oclusión y una correcta alineación dental es fundamental para evitar problemas en el habla.

En definitiva, la mala oclusión es un problema serio, que va mucho más allá de la estética y que conviene corregir con los tratamiento ortodóncico adecuados cuanto antes, si es posible, durante la infancia.

Entradas más antiguas «

» Entradas más recientes