«

»

Jun 18

Blanquear vuestros dientes en casa

Una de las mayores preocupaciones en la salud bucal es no perder el color blanco en vuestros dientes, dientes sanos, limpios y perfectamente cuidados es una señal de buena salud bucal y de cuidados permanentes en vuestro cuerpo. Para muchos es imprescindible lucir bien en cada momento, pero no todos nos encontramos dispuestos  a someternos a ciertas técnicas de puedan ser  invasivas.

Es por ello que los remedios que nos ofrecen las abuelitas, los desempolvamos y los llevamos a cabo. Adicionado que son tratamientos menos invasivos en el cuerpo y realizados con constancia son realmente efectivos.

Además tomando en cuenta ciertas recomendaciones podemos evitar enfermedades infecciosas en la salud bucal, un buen cepillado, un cuidado intensivo, y el uso de productos naturales podrían resultar beneficiosos para la salud. Evidentemente como todo remedio natural siempre debe ser usado con previa consulta médica con el doctor de cabecera, con el fin de evitar alguna alergias o resultados desfavorables. Así como respetar los tiempos de empleo de los mismos.

Algunos remedios populares

Mucho se ha hablado de lo poderoso que es el bicarbonato de sodio usado en el blanqueamiento de los dientes, hemos escuchado de varias recetas que combinan estos productos con algunos elementos naturales como el jengibre o el aceite de coco y son realmente efectivos.

Así mismo, algunos enjuagues de frutas ayudan a mantener sanas la encías que en parte son las que también contribuyen al buen estado de los dientes, cualquiera de estos remedios pueden ser elaborados de forma sencilla, es común que encontremos estos ingredientes en las alacenas de nuestro hogar, y de no ser el caso, es muy sencillo visitar una tienda naturista y encontrarlos con facilidad.

Vale la pena mencionar que algunos usos y costumbres también influyen en el color de los dientes, por lo que aquellas personas que consumen café en exceso o son fumadoras, por as que utilicen este tipo de remedios es muy probable que a situación se presente, así que la recomendación es eliminar estos hábitos o reducirlos al mínimo.

Métodos para una sonrisa sana y dientes siempre blancos

Primero que nada se debe tener una buena higiene bucal, las recomendaciones de los especialistas en cepillarse los dientes al despertar, luego de cada comida, y antes de acostarse, acompañado de una buena crema dental. El tipo de sencillo es esencial, usarlo de forma adecuada y con las cerdas apropiadas según requieran vuestros dientes. Este debe encontrarse completamente desinfectado, para evitar la acumulación de bacterias.

El uso del hilo dental es apropiado, por lo menos una vez por semana, así como de enjuague bucal cada dos días como mínimo, s puede realizar un enjuague bucal de forma natural con bicarbonato de sodio y limón, desinfectando completamente la zona, sumado a todo esto cada vez que se ingiera un alimento se debe enjuagar la boca con el fin d evitar la acumulación de placa en los dientes y que estos se  manchen.

Algunas recetas de pastas blanqueadoras

Combinar aceite de coco con bicarbonato de sodio y utilizarlo dos veces a la semana es lo ideal. Solo basta con formar una pasta con los ingredientes en porciones iguales, debe ser usado las veces recomendadas este producto podría desgastar el esmalte si se usa con muchas frecuencia. Se le puede adicionar algunas gotas de aceite de menta para refrescar la boca.

Un exfoliante con fresas es sencillamente excepcional en el uso del blanqueamiento de los dientes. Además de aportar vitaminas y minerales es realmente efectivo. Y si le sumamos bicarbonato de sodio es aún más eficiente. Solo basta con combinar jugo de fresas, bicarbonato de sodio y sal gruesa, y listo utilizar también dos veces por semana, enjugar y con constancia se podrá lucir una mejor dentadura. Estos remedios son solo algunos de  los que habéis escuchado, se trata de inetntarlo.