May 04

Vitaldent y Funnydent

Vitaldent y Funnydent son los fraudes más recientes que afectan al gremio de los dentistas.

vitaldentEn primer lugar nos encontramos con las estafas de Funnydent lo cual obligó al cierre de 9 clínicas, dejando a muchos pacientes con tratamientos a medio realizar, auténticas deudas por parte de los mismos a la empresa y sin saber qué hacer. Presuntamente Cristóbal López estafó alrededor de 8,8 millones de euros, dejando desprovistos de fondos y tratamientos a miles de pacientes y sin ninguna solución. A todos los pacientes se les recomendó que denunciaran estos hechos y que de momento respecto a los préstamos para pagar los tratamientos si estaban financiados por Funnydent dejar de pagar, y otras entidades han dejado de pasar por el momento los recibos a estos pacientes desamparados que ahora se encuentran en una posición muy complicada y agobiante. López Vivar por el momento se encuentra en prisión con todas sus cuentas bloqueadas.

En el caso de Vitaldent el cual se creía como una potencia con un impresionante número de clínicas tanto en España como fuera de la misma ha sido incautada hace menos de un mes. Aunque esto no ha llevado al cierre de sus clínicas, sino a la detención de su cúpula a la cual se le acusa de diferentes delitos, tales como blanqueo y fraude. Pero fraude referido a sus franquiciados, esta vez no a sus pacientes. Aunque claro si se viesen implicados o afectados de alguna manera los franquiciados esto sólo podría repercutir de una manera negativa en sus pacientes. El fraude se cree superior a 10 millones de euros. El principal detenido de la cúpula es el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman del que al parecer había indicios de que pretendía abandonar este millonario negocio para irse con el dinero que había estafado. La manera que tenía de estafar a sus franquiciados era exigiendo el pago de grandes cantidades de dinero que él no declaraba a Hacienda y la manera que tenía de blanquear ese dinero era a través de la compra de diversos bienes y a través del negocio de compraventa de caballos pura sangre.

May 03

¿Implantes dentales baratos es sinónimo de estafa?

Hoy en día este tipo de publicidad la encontramos en muchos espacios publicitarios, como los de la propia clínica que lo oferta, por televisión o por carteles publicitarios. Lógicamente al ver un anuncio de este tipo, lo primero que nos viene a la mente es que cómo vamos a perder una oportunidad así, ya que los implantes dentales son muy caros por normal general.

Este tipo de promociones han surgido en diferentes tipos de franquicias dentales, ofreciendo siempre el menor presupuesto, financiación para cualquier tipo de tratamiento y todo mediante abusivas publicidades que lógicamente no se encuentran dentro de las normativas del Oficial Colegio de Odontólogos, ya que con este tipo de publicidad forman una competencia desleal, pero a pesar de ello ni los colegios de odontólogos son capaces o están autorizados para poder actuar de alguna manera contra esto.

https://es.wikipedia.org/wiki/Implante_dental

Pero el mayor problema que nos ocupa en este tema, no es el de la competencia. Sino que lo que venden es realmente mentira, ya que el coste final del tratamiento nunca será de 250 euros, no se trata de un precio en el que incluya el tratamiento completo. Siempre se cobra a parte la cirugía, pruebas complementarias, revisiones, etc. Sin hablar por supuesto del tipo de material utilizado en este tipo de implantes. Porque si nos paramos a pensarlo, por un precio así, ¿qué podemos esperar? La calidad nunca es la misma que un implante de precio superior, principalmente por el material utilizado y esto nos puede perjudicar a nuestra salud.

Por todo esto, si en algún momento nos aventuramos a realizarnos algún tratamiento así, debemos exigir en todo momento un presupuesto por adelantado y completamente detallado. Y por supuesto el total conocimiento por parte del paciente de los materiales y productos con los que vaya a trabajar su profesional informándose también de nombre y marca. Y siempre pensar que lo barato, al final, sale caro. Y en cuestiones de salud no debemos jugárnosla nunca.

Jul 24

La importancia de elegir un buen cepillo de dientes

Vamos al súper, miramos la estantería de los cepillos de dientes y lo elegimos en base a dos únicos aspectos: la dureza y, como mucho, el color. Un gran error, porque cada boca necesita un cepillo y una buena limpieza dependerá del que elijamos.

Vamos con uno de los aspectos que ya hemos señalado: la dureza. Los expertos recomiendan una dureza media. Si el cepillo es demasiado duro se pueden lastimar las encías y los blandos solo son recomendables para encías muy sensibles.

En cuanto al tamaño, debe ser el adecuado, ni muy grande ni muy pequeño. Si hay que elegir, mejor pequeño, para llegar con más facilidad a todos los rincones de la boca. Los niños, por supuesto, deben usar cepillos infantiles.

También hay que tener en cuenta circunstancias especiales. Es decir, en el mercado se pueden encontrar cepillos específicos para personas que se han sometido a algún tipo de cirugía bucal. Hay, además, cepillos para encías sensibles, para personas que llevan ortodoncia, etc. También conviene elegir uno que sirva también para la limpieza de la lengua.

Es aconsejable, por otra parte, que tenga un mando antideslizante y, a ser posible, ergonómico, para facilitar el movimiento por el interior de la cavidad bucal.

En cuanto a cepillo eléctrico o manual, es cuestión de gustos, siempre que se haga un cepillado preciso y con tiempo suficiente. En teoría, el cepillo eléctrico en más preciso, perfecto para niños o personas con algún problema de movilidad en las manos. Si no hay tal problema, un cepillo manual utilizado correctamente es perfectamente válido.

En lo que hay que tener cuidado es en cambiar de cepillo cuando muestre síntomas de desgaste o, como mucho, a los tres meses de uso. Un cepillo muy desgastado lo único que puede hacer es perjudicar el tejido de las encías.

Y, si el cepillado se acompaña con hilo dental, cera o cepillos interdentales, la limpieza será mucho más exhaustiva y eficaz.

Jul 16

¿Por qué es tan importante tener una buena mordida?

Tener una boca perfecta no es una cuestión de estética, es una cuestión de salud. Estamos acostumbrados a ver a niños, y a cada vez más adultos, con aparatos dentales, especialmente bracktes. Tal vez algunos los lleven solo para mejorar su imagen, pero lo cierto es que con ello benefician también a su salud.

Tener una mala mordida, una maloclusión, no es nada extraño. Si los maxilares superior e inferior no encajan bien, si los dientes están mal alineados o si hay una deformidad mandibular, la funcionalidad de la dentadura se verá afectada, y con ello también el buen estado de los huesos de la mandíbula.

Una maloclusión defectuosa se puede deber a que haya una diferencia de tamaño entre la mandíbula superior y la inferior o entre el tamaño de la arcada y los dientes (en este caso lo que ocurre es que los dientes se apiñan). El uso del chupete, la costumbre infantil de chuparse el pulgar, la pérdida de piezas dentales o incluso una lesión en la mandíbula pueden hacer que la mordida no sea la correcta.

¿Es importante corregir estos defectos? Sin duda, y cuanto antes, mejor. Y lo es porque una mala oclusión hace que el proceso de masticado no sea el adecuado, lo que se traduce en problemas digestivos e incluso mandibulares.

Pero, además, una dentadura apiñada será mucho más difícil de limpiar correctamente y unos dientes que chocan pueden hacer que la persona los rechine sin querer, como hacen, por desgracia cerrajeros Menorca y los desgaste a veces de manera considerable. Por otra parte, hay problemas respiratorios que también pueden desencadenarse por una mala oclusión y una correcta alineación dental es fundamental para evitar problemas en el habla.

En definitiva, la mala oclusión es un problema serio, que va mucho más allá de la estética y que conviene corregir con los tratamiento ortodóncico adecuados cuanto antes, si es posible, durante la infancia.

Jul 13

La enfermedad periodontal, un problema de difícil solución

La enfermedad periodontal es una de las afecciones más comunes y también de peor pronóstico de la boca. Lo que empieza como una simple inflamación de encías puede degenerar en un debilitamiento de los tejidos e incluso de los huesos que sirven de sujeción a los dientes. En casos extremos, las piezas dentales pueden incluso perderse.

La causa de este problema está en las bacterias que hay en la boca. Bacterias que forman la denominada “placa”. Si no se elimina a tiempo, se endurece y se forma el conocido como sarro. En ese momento las encías se inflaman y pueden incluso sangrar, es la primera fase de la enfermedad periodontal: la gingivitis.

Si no se toman medidas serias, si no se hace una limpieza en profundidad para acabar con esa placa, la enfermedad dará un paso más, hasta la piorrea o periodontitis. Las encías se van retrayendo y se forman bolsas que se infectan. Se empieza a destruir el hueso y los dientes se debilitan y empiezan a moverse.

El mejor tratamiento es, pues, la prevención, un correcto cepillado y una buena higiene oral, además de limpiezas en profundidad de una manera periódica, curetajes en casos graves o incluso cirugías para eliminar el sarro que hay por debajo dela encía y las bolsas infectadas.

También hay ciertos factores que propician si no la aparición si el desarrollo de la enfermedad periodontal. El tabaco, la diabetes, ciertos tratamientos médicos agresivos e incluso la propia genética tienen mucho que ver en la evolución de este problema.

Un problema que sufren especialmente adultos a partir de los 30 años, pero que puede comenzar a desarrollarse en la adolescencia. Si se observa mal aliento, encías inflamadas o sangrantes, si hay dolor al masticar o cierta movilidad en los dientes, lo más aconsejable es acudir de inmediato a un dentista que evalúe el alcance de la enfermedad y ponga las medidas correctoras en marcha lo antes posible.

Jul 07

Salud dental y salud en general, una relación muy estrecha

Es una de las partes que olvidamos con mayor facilidad, pero lo cierto es que mantener una correcta higiene de nuestra boca es fundamental. Y lo es porque hay una relación mucho más estrecha de los que se cree entre salud bucal y salud en general.

En primer lugar, la higiene oral es esencial porque la boca es la puerta de entrada al organismo de todo tipo de patógenos que pueden ser altamente perjudiciales. Hay una serie de bacterias que pueden colonizar los dientes y las encías y, aunque se pueden mantener bajo control con un correcto cepillado, si no se cuida este aspecto pueden causar infecciones muy serias.

Pero además, la salud de nuestra boca puede afectar a nuestro organismo de manera muy grave. Por ejemplo, hay estudios que han encontrado una relación directa entre las enfermedades en las encías otras relacionadas con el corazón.

En la boca, además, se pueden asentar bacterias que luego provoquen afecciones pulmonares, y las mujeres embarazadas con enfermedades en las encías tienen mayor riesgo de partos prematuros o de dar a luz bebés con bajo peso.

Pero, al igual que una mala salud dental repercute en el organismo, hay otras enfermedades que obligan a extremar el cuidado de dientes y encías, por ejemplo, la diabetes. Por otra parte, el embarazo, el tabaquismo o ciertos medicamentos pueden aumentar el riesgo de sufrir caries o debilitamiento dental.

La salud oral, por lo tanto es cuestión importante y también asignatura pendiente. No se trata solo de un buen cepillado, sino que debe realizarse tres veces al día. También hay que prestar atención a la lengua, en la que se acumulan todo tipo de bacterias. Y, además de todo ello, conviene modificar ciertos hábitos, olvidarse del tabaco y el alcohol y reducir la ingesta de azúcares, son aspectos imprescindibles para cuidar de nuestra boca como se merece.

Entradas más antiguas «